Cómo ser un estudiante universitario exitoso

3 partes:Lograr la excelencia académicaDisfrutar el entorno social Prepararte para la graduación

La universidad puede ser una experiencia abrumadora, con muchas cosas por hacer y, al parecer, con poco tiempo para hacerlas. Para aprovechar al máximo tu tiempo en la universidad, deberás lograr la excelencia académica, aprovechar las oportunidades extracurriculares y prepararte para desenvolverte después de graduarte. Ir a la universidad puede ser divertido y emocionante, en especial si te comprometes a dar lo mejor de ti.

 

Lograr la excelencia académica

Disfrutar el entorno social

  1. Inscríbete en algún grupo o club. No siempre tendrás la oportunidad de hacer lo que te apasiona en el salón de clases. Busca actividades que te gusten o actividades que te sirvan a modo de práctica para el aspecto académico. Esta es una gran manera de conocer personas y hacer amigos.

  2. Asiste a eventos organizados en tu campus. Las universidades tienen acceso a una inigualable variedad de eventos culturales, intelectuales y deportivos; eventos a los que los estudiantes pueden asistir. Aprovéchalos y participa en el ámbito cultural de tu escuela. No tendrás la oportunidad de ir a alguno de esos eventos más adelante.

  3. Organiza tu tiempo. A diferencia de la escuela, nadie estará vigilándote ni vigilando lo que hagas, así que tú mismo tendrás que encargarte de hacerlo. Prioriza cada evento y asignación con base en el tiempo que pueda tomarte y en cuál te ayudará a alcanzar tus objetivos trazados. No debes organizar tu horario centrándote solo en lo académico. Debes hacer espacio para incluir actividades e intereses personales.

    • De esta manera, descubrirás si tu horario está muy recargado de clases, asignaciones, eventos sociales y otras actividades. Organizar tu tiempo algunas veces significa saber cuándo dejar de hacer algunas cosas.
  4. Haz amigos. Algunos estudios realizados sugieren que ser un estudiante de primer año es estresante en un nivel increíble, lo cual puede afectar tu salud mental.Una de las mejores maneras de asegurar tu éxito en la universidad es hacerte amigo de personas diversas y comprometerte a pasar tiempo con ellas.

    • Tener un círculo social activo en la universidad también está relacionado con tener un mejor rendimiento laboral en el mundo real.
    • Lo anterior no quiere decir que deberás tener fiestas cada noche, saltarte clases y no hacer tu tarea. En su lugar, procura establecer un equilibrio saludable. Incluso, puedes comprometer a tus amigos a asistir a clases y a otras actividades, tales como grupos de deporte o debate.
  5. Decide si (o cuándo) participar en la vida griega. En muchas universidades, la vida griega (un sistema de hermandades y fraternidades al estilo griego a las cuales los estudiantes pueden unirse) es una parte importante de las experiencias que tienen los estudiantes. Si bien es cierto que formar parte de la vida griega tiene muchos beneficios, tales como socializar y tener redes de apoyo, también amerita involucrarte de manera significativa. Esto puede ser estresante, sobre todo para los estudiantes de primer año que se están adaptando a un sinfín de nuevas experiencias. Algunos expertos recomiendan esperar hasta que estés en segundo año para “lanzarte a hacer algo” o unirte a una fraternidad o hermandad. De esa manera, ya tendrás una base académica sólida.

Prepararte para la graduación

  1. Elige las clases correctas. Elige cursos que sean de tu interés y que te generen ansias de aprender. Esto hará que tu experiencia en el curso sea gratificante e interesante y que no se sienta como una simple carrera entre clases.

    • Procura no elegir una especialidad de inmediato. A menos que estés completamente seguro del campo al que quieres pertenecer, no te será beneficioso tomar una decisión desde ahora. Prueba asistir a clases de varios campos y entérate de qué clase de trabajo se realiza en cada uno de estos.
  2. Mantente al tanto de tu progreso. Si deseas graduarte a tiempo, asegúrate de haber cumplido con todos los requisitos de tu escuela y tus asignaturas. Deberás tener suficientes créditos y calificaciones. No pases por alto los aspectos no académicos, tales como los requerimientos de condición física.

    • La mayoría de las universidades tienen un calculador de “progreso académico” en línea. En caso contrario, conversa con tu asesor.
  3. No optes por la “nota fácil”. La universidad es una etapa difícil y debes estar preparado para lidiar con el fracaso, o al menos con el hecho de no ser tan exitoso como en la secundaria. La vida en la universidad no se trata de las notas que obtuviste en secundaria, sino de cómo aprendiste a lidiar con la decepción.
  4. Acude a la oficina de atención al estudiante de tu escuela. Toda escuela tiene una. Averigua qué tipo de trabajos están disponibles para graduados y para los de tu especialización. Esta oficina también te podrá ayudar a crear tu currículum, a llenar solicitudes de trabajo y otros aspectos provechosos sobre lo que viene después de la graduación.
  5. Busca pasantías y otros puestos en trabajos. De ser posible, busca un lugar en el que puedas poner en práctica, en un ambiente profesional, todo lo que estás aprendiendo. Ganarás experiencia profesional significativa para el futuro.